Social Media en la Estrategia de Inbound Marketing

Hoy todos sabemos que nos encontramos en un momento en el que el consumidor está hiperinformado. Y no solo eso, además de estar informado, le gusta compartir sus experiencias, con lo que su nivel de exigencia está más alto que nunca.

 

Pero que no cunda el pánico. Esto no tiene por qué ser considerado como algo negativo, todo lo contrario. El hecho de que los consumidores sean más exigentes hace que tengamos que esforzarnos más por encontrar un contenido que realmente sea atractivo y relevante para los clientes.

Para atender a este nivel de exigencia, el buen manejo de las Redes Sociales es fundamental; más aún dentro de una estrategia de Inbound Marketing. Es esencial que los contenidos en Redes Sociales y nuestras publicaciones acompañen al cliente en todo su proceso con nuestra marca.

Las Redes Sociales nos van a ayudar a crear y reforzar un vínculo entre nuestra marca y los clientes. Más allá de la imagen y el tono de comunicación, que han de estar alineados con nuestro posicionamiento en el mercado y que son primordiales,  necesitamos construir nuestra estrategia en Redes  Sociales sobre unos cimientos sólidos. Estas claves son:

1. ESCUCHA A TU AUDIENCIA

Antes de llevar a cabo cualquier acción en tus redes sociales, es importante que le prestes la atención que se merecen a aquellas personas que están dedicándote su tiempo. Muchas veces, damos por hecho que sabemos que quieren de nosotros. Error. Por eso, escucha y crea contenido acorde a lo que tu público objetivo desea, así generaras conversaciones y crearás una relación o con tu cliente.

2. CUMPLE Y SOBREPASA TUS EXPECTATIVAS

Busca temas en los que te sientas cómodo y principalmente que aporten algo nuevo a tus consumidores. Especialízate en lo tuyo. De esta forma conseguirás crear una marca fuerte y que se diferencie del resto. Si intentas abarcar más de lo que te corresponde, lo único que conseguirás es que tu público objetivo esté perdido y no sepa en qué es lo que mejor sabes hacer.

3. MENOS CANTIDAD Y MÁS CALIDAD

Aporta valor a tus contenidos. No portes sólo contenidos.  Tus cuentas crecerán no por el volumen de publicaciones, sino por las emociones que generes en tu audiencia.

4. PACIENCIA

No esperes que de la noche a la mañana tus cuentas vayan a tener una repercusión espectacular, lo único que te vas a llevar es un buen “chasco”. Merece la pena esperar para poco a poco ir construyendo una comunidad de calidad.  Tú tienes la receta. Súmale e menciones, participación en foros especializados, publicar contenidos de terceros, etc.

5. ATRÉVETE

Existen multitud de plataformas digitales y herramientas que puedes utilizar. No tengas miedo a probar nuevos canales y formatos. Lo importante es que ajustes el contenido de tus clientes a los canales apropiados. Puedes utilizar diferentes herramientas en tus redes sociales para hacer más atractivo lo que quieres transmitir.

Las necesidades de cada cliente son diferentes pero estas claves son comunes para cualquier tipo de empresa. Por ello, es importante que tomes conciencia de la necesidad de crear primero una estrategia de Social Media, antes de llevar a cabo cualquier acción, recuerda que uno de los aspectos que más tiene que interesarte es la reputación de tu empresa en redes sociales.

 

Autora:

Marta Martínez Macarrón

Inbound Marketing & Social Media

@marta_mmacarron

Deja un comentario